Crónica: Max Garcia Luna / Fotos: Belén Lowery

M.O.S.H. presentó su nuevo disco “Las distancias que acortamos”, el pasado sábado 13 de Mayo en el Centro Cultural Daniel Omar Favero de la ciudad de La Plata con un despliegue escénico y de sonido que cautivo a sus seguidores.

La presentación de un disco siempre plantea un acontecimiento muy especial en la carrera de cualquier grupo, una meta que se cumple y nuevas puertas que se abren. Todos los meses de trabajo invertidos en este proceso se terminaron de ver materializados durante la noche del pasado sábado.

Los primeros en entrar en escena fueron Capricornia, propiciando la previa repasaron material de su flamante álbum debut “Con la tormenta en la sangre” lanzado en 2014, con un dinámico show que fue levantando la temperatura a base del más potente Metalcore. “Camino sin comprender donde voy”, “Algo no me deja huir”, “Hunde” y “Rompiendo el silencio para siempre”, son algunos de los clásicos de la banda que sonaron, dando cierre con “Las últimas horas”. Luego Mattogroso, el quinteto de zona norte de Capital Federal con una propuesta radicada en el Groove Metal-Hardcore, se sumaba a los festejos con una rotunda performance.

Con el recinto colmado, ante un público que los esperaba ansioso llego el turno de M.O.S.H., la agrupación integrada por Juan Pedro Albanesi en voz; Jorge Rodriguez y Fabricio Millán en guitarra; Cristian Turano en bajo y Vane Lucero en batería, se reencontraba con su público con motivo del lanzamiento de su segundo trabajo discográfico “Las distancias que acortamos”, -semanas antes puesto en circulación mediante descarga digital- con el que logran un salto de calidad y una evolución musical acompañado por una cuidada producción artística a cargo de Alejandro Taranto.

“Azul acero” dio puntapié inicial desde su primer trabajo “A pesar de las piedras en el camino”, de un set amplio y variado que contemplaba por completo su última placa. “Magnum” que aborda el tema de la violencia de género, el mapa de ruta en “A fuego”, “Levanta tu voz” con Gonzalo Arce, vocalista de Mattogroso como invitado o “Batalla ganada”, del cual cortaron adelanto con un impresionante videoclip, fueron algunos de los nuevos que se mezclaron con los más antiguos de su repertorio: “Mares secos”, “Amo de las plagas” o “Mis heridas” en versiones que alcanzaron su mayor madurez.

Sin duda alguna, una auténtica lección de cómo montar un show desde la autogestión con un resultado envidiable. Sonido e iluminación de primer nivel, una organización impecable y una actuación contundente que revitaliza y estimula la escena underground, consolidándolos firmemente como una de las promesas del Post-Hardcore nacional.