Dave Evans fue el primer vocalista de AC/DC y miembro de la banda hasta 1974. Su primer concierto fue en el Cheequers Nightclub de Sídney en el 73′, donde la banda presentó en vivo su primer single “Can I Sit Next To You Girl”. Poco después, diversos problemas con los hermanos Young lo llevaron a abandonar el grupo, siendo sustituido por Bon Scott. “Fueron tiempos increíbles y es una tristeza como terminó todo con el mánager que teníamos en aquel momento”, recuerda Evans del otro lado del teléfono en Brasil, donde se encuentra como parte de su gira sudamericana, que lo traerá por primera vez a nuestro país el próximo 24 de noviembre.

 
Después de 4 años estás de vuelta en Brasil, ¿Qué sensaciones te dejo aquél recital en 2014?

Fue fantástico, la pasé maravilloso aquí en Brasil por muchas razones. La gente es fantástica, los shows fueron fantásticos. Fui tratado maravillosamente bien, fue increíble. Es más, no quería irme de lo bien que la estaba pasando (risas). Hice cuatro shows cuatro años atrás y este tour es de dieciséis, muchos más. Es fantástico y estoy muy contento de estar de vuelta.

Esta será tu primera vez en Argentina, ¿Qué expectativas tenés?

Estoy esperando la misma bienvenida que me dieron en Brasil, obviamente (risas). Espero con ansias estar en Argentina, sé que hay muchos fanáticos del rock allí al igual que en Brasil. Estoy muy entusiasmado de ir a su país por primera vez.

Mucha gente te conoce por tus orígenes en AC/DC, pero también tenés una exitosa carrera en solitario…

¡Oh Dios! Y se vuelve cada vez mejor!. Es una larga carrera. Por supuesto que empieza con AC/DC, eso fue increíble. Eran tiempos increíbles en aquél entonces, pero mi carrera sólo continúa mejorando cada día. Jamás había tenido tantos shows por todo el mundo. He estado grabando álbumes en los últimos 10 o 12 años en Texas, Inglaterra, Noruega, etc. Voy a estar grabando nuevo material a principios del año que viene en Los Ángeles. Realmente es una carrera maravillosa. Supongo que estoy bendecido.

Si tuvieras que elegir el proyecto que más te gustó de tu carrera como solista, ¿Cuál sería?

Todos son fantásticos, tengo una exigencia muy alta con mis grabaciones. Cada pista tiene que ser genial, no me gusta sumar canciones de relleno. Uno de los proyectos que realmente disfruté fue trabajar con John Nitzinger, una leyenda del blues y del rock allí en Texas, que también fue guitarrista de Alice Cooper. Johnny es un increíble guitarrista, compositor y cantante. Creo que consiguió su primer álbum de oro en 1972 o 1973. Eso fue una mezcla de rock y blues de Texas que se encontró con el hard rock de Australia. Es un álbum único llamado “Revenge”, que tuvo excelentes críticas a nivel mundial. Ese proyecto fue muy especial realmente y estoy muy orgulloso de él.

Tu último álbum, “Wild”, incluye una canción llamada “Sunset Strip”. Escribiste la letra en tus tiempos de AC/DC, ¿no?

Así es, esa fue una canción que hicimos en nuestro primer show y nació como una improvisación. En ese momento no teníamos suficientes canciones para tocar así que fuimos a un boliche en Sídney en el 73’. Nos pusimos a zapar y salió la canción. Se trataba de un tema que siempre tocábamos, pero cuando salí de la banda Bon Scott cambió la letra y se terminó llamando “Show Business” (la cual fue incluida en el primer disco de AC/DC, “High Voltage”. El tema “Soul Stripper”, del mismo álbum, también evolucionó de “Sunset Strip”). Entonces, “Sunset Strip” quedó sólo como un recuerdo para aquellos que seguían a AC/DC en esas épocas. Cuando estaba grabando hace dos años en Noruega con Barbed Wire pensé en aquella canción que era tan popular. Hice unos pocos cambios en la escritura y la música, pero mantuve la mayor parte de la letra. Es una canción genial, un rock and roll clásico de 12 compases. “Sunset Strip” ahora vive y es una gran parte de la historia de AC/DC.

¿Qué recuerdos te quedan de aquella época?

Me acuerdo de escribir varias canciones con Malcolm Young, canciones a las que luego Bon Scott cambió la letra. Otro ejemplo fue “Fell in Love” que luego se transformó en “Love Song (Oh Jene)” (incluida también en High Voltage). En ese momento con Malcolm nos hicimos amigos muy cercanos y solíamos juntarnos todo el tiempo. Fueron tiempos increíbles y es una tristeza como terminó todo con el mánager que teníamos en aquel momento. Era nuestro tercer mánager y las cosas no estaban yendo bien, no estábamos felices con la situación que vivíamos. Ninguno de nosotros estaba feliz con lo que sucedía porque todo estaba realmente complicado. Al final, una noche en donde teníamos una reunión importante terminé enfrentándome al mánager y las cosas terminaron de forma física. Los chicos deshicieron la banda y no fue lo mismo después de eso. Sin embargo, siempre tuve mucho respeto hacia Malcolm. Él me enseño mucho sobre la actitud ya que él era muy rudo, determinado y fuerte. Si bien era pequeño físicamente era muy duro.

Algunos rumores indican que AC/DC está grabando un nuevo disco con el regreso de Brian Johnson, ¿Qué opinas al respecto?

No lo sé, realmente leí las mismas cosas que todo el mundo. Parece que Brian está de vuelta con la banda hoy en día y eso es genial para el rock and roll. Necesitamos que la marca AC/DC esté viva y saludable para todos nosotros que amamos el rock. Estoy contento de que estén grabando algo nuevo.

En su momento te postulaste para suplantarlo, ¿Te hubiera gustado que te llamen?

Lo que sucedió fue que en Australia un periodista me preguntó si me gustaría volver a AC/DC. Yo le contesté que a cualquiera le gustaría cantar en AC/DC si le preguntaran porque es una banda realmente grande a nivel mundial. Además, sería irrespetuoso por mi parte decir que no. En poco tiempo empecé a ver titulares que circularon por todo el mundo que decían algo así como “a Dave Evans le hubiera gustado que lo llamen”. Sólo fue un periodista estúpido que buscaba un titular. Pero seguro que a cualquiera le gustaría grabar con AC/DC, incluyéndome a mí. Ese fue solamente un titular sensacionalista que algún periodista puso por ahí.

¿Cómo ves la escena del rock en la actualidad?

Hay muchas bandas buenas de rock en el mundo. El problema es que ninguno de los grandes sellos discográficos firma con nuevas bandas de rock. Esa es la gran tragedia. Se concentran en la música bailable y el rap, por ejemplo. De manera que no llego a ver muchas bandas nuevas de rock y encima ahora se me complica porque estoy ocupado viajando por el mundo. Pero como te digo, hay buenas bandas de rock dando vueltas, algunas incluso me hicieron de soporte, y no tienen la oportunidad de firmar con un sello discográfico porque éstos ya no le dan tanta importancia al género. Pero a éstas bandas nuevas les digo que continúen, que simplemente sigan rockeando, escribiendo canciones y que nunca paren.

¿Y el futuro para estas bandas nuevas?

Como decía la mayoría de las bandas están siendo ignoradas y esto ha sido así por muchos años por parte de los más grandes sellos discográficos de Estados Unidos. Bandas como AC/DC y Rolling Stones pueden grabar con estos sellos porque tienen una gran cantidad de seguidores que han acumulado a lo largo de 30 o 40 años. Pero creo que hay que seguir con una actitud positiva y seguir rockeando. El mundo está lleno de rockeros y la cosa está muy difícil para que muestren material nuevo, por eso hay tantas bandas tributo. Gran parte del buen rock terminó en los 80′. Es así de simple. Yo todavía estoy grabando nuevo material y poniéndolo allá afuera para los fanáticos, pero para los nuevos lo único que tengo para decirles es “sigan rockeando”.

¿Tenés algo planeado para el próximo año?

Si, seguro que voy a estar grabando algo nuevo en Los Angeles por enero o febrero del próximo año. Tengo un montón de trabajo programado para el próximo año alrededor del mundo. Podría estar volviendo a Sudamérica de vuelta (risas). Aunque por ahí sea el próximo año o en dos, no estoy seguro. Tengo muchas cosas por el momento y estoy muy feliz por eso, ya que las cosas están yendo bien para mí.

¿Algún mensaje para tus seguidores en Argentina?

Vengan y rockeen conmigo, eso es lo que quiero que hagan. Si aman el rock, yo soy todavía uno de los originales. Vamos a pasar un momento fantástico. Todo se trata de estar feliz y el rock nos hace felices a todos. Así que vengan y pongámonos todos felices.