Crónica: Nicolas Cardinale / Fotos: Federico Errecalde

Tras finalizar su segunda gira por Europa, el conjunto de celtic folk metal argentino Triddana, fue recibido de forma cálida y eufórica en su suelo natal, en la que fue su última presentación antes del comienzo de la producción de su cuarto trabajo discográfico.

19:30 se abrieron las puertas de Guardia Vieja al 3360, para que los fanáticos puedan ingresar al recinto y esperar a la primera de las bandas soportes, que comenzó su performance minutos más tarde. Selema puso primera y ejecutó temas de su propia producción, así como también covers de diversos artistas e incluso llevó a la infancia a muchos de los asistentes al tocar el tema de Star Wars. Una vez concluida su actuación, llegó el turno de Lughnasadh La Force, que continuó la labor de su predecesor y dejó la vara alta para el evento principal de la jornada.

Pasadas las 22, el telón se abrió por última vez, la gaita comenzó a sonar y los liderados por Juan José Fornés aparecieron en escena, vestidos con faldas escocesas y camisas verdes, emulando la vestimenta típica de la cultura celta. La velada fue abierta con “When The Enemy’s Close”, “Gone With The River”, “Everlasting Lie” y “Becoming”, sin darse ningún respiro. Luego de un momento de agradecimiento por parte de la voz principal del grupo, el show continuó con “Echo Through The Days” y “All Souls Night”. Al finalizar estas dos piezas, Pablo Allen anunció que su próxima placa sería lanzada a mediados del año que viene. Tras este breve in pass, el concierto siguió con “Shouting Aloud”, “The Snake & The Pit” y “Death Blow”. Tras estos temas, el ritmo bajó con el instrumental “Galloping Shadows”, tras el que Fornés dejó de lado la guitarra eléctrica y tomó la acústica, para tocar “Born In The Dark Age” y “Spoke The Firefly”, en su versión del último disco. Ya entrados los últimos momentos de la noche, la banda interpretó “Men Of Clay” (por favor, nunca la saquen de su setlist) y, finalizado el tema, le pidió al público que se separe para el pogo final, que vendría de la mano de “Faking A War”, sin antes presentar a los miembros de la banda. Sin embargo, la agrupación sorprendió a la audiencia con un último tema, el cual fue “The Power & The Will”, que le puso punto final a la agenda de este 2017 de Triddana.

Fornés, junto con Allen, Diego Rodríguez y Joaquín Franco, estuvieron muy activos durante la hora de duración del show. Hablaron mucho con el público, comentaron una anécdota de su tour por Europa, mencionaron la programación de su tercera gira por aquel territorio e incluso, a poco de haber comenzado el show armaron un debate acerca de la consideración o no de “Twelve Acoustic Pieces”, lanzado en mayo de este año, como álbum de estudio, que, por fallo dividido, terminó siendo un sí. Los asistentes se fueron de Uniclub con un recuerdo que deberán atesorar en sus mentes ya que habrá que esperar, como mínimo, un año para volver a ver en vivo a uno de los máximos exponentes del folk metal nacional.