Crónica: Nicolás Cardinale / Fotos: Maru Debiassi

Con motivo del lanzamiento de su sexto álbum de estudio, el grupo argentino regresó al recinto de Palermo con una actuación contundente, que dejó al descubierto el potencial de su nueva producción.

Helker ya tiene más de veinte años de experiencia en la escena nacional del heavy metal, de la que, hoy en día, son considerados como uno de los máximos exponentes. Esto lo volvieron a dejar en claro el pasado sábado 1 de junio, cuando el conjunto se presentó en The Roxy para celebrar la salida de “Metamorfosis”, su más reciente esfuerzo de larga duración y el primero luego de la salida del vocalista Diego Valdez y el bajista Christian Abarca, reemplazados respectivamente por Aaron Briglia y Lucas Garay Basualdo. En un show de más de una hora y media, Mariano Ríos y compañía tocaron las canciones que ya habían sido liberadas del nuevo material, además de desempolvar viejos temazos.

La fría Ciudad de Buenos Aires no se comparaba en nada con el caluroso ambiente que se sentía dentro del recinto de Niceto Vega al 5500. Cerca de las 19:30 la gente ya había comenzado a ingresar para disfrutar de Aérea, un convincente acto de apertura que se llevó unos merecidos aplausos, sobre todo después de la ejecución del cover de “Man In The Box” de Alice In Chains. Su performance no duró más de una hora, pero sirvió para mantener a los asistentes entretenidos mientras estos aumentaban considerablemente. Minutos antes del comienzo del evento principal, el aforo había sido colmado.

A las 21:30 las luces se apagaron y el murmullo y las ovaciones no se hicieron esperar. La expectativa era enorme porque, a pesar de que se trataba de un concierto de lanzamiento y no una presentación como tal del álbum, habían muchas ganas de escuchar los cortes de difusión en vivo. Aquellos que no oyeron sus versiones de estudio querían ver a qué se enfrentarían en el disco, mientras que quienes sí lo hicieron buscaban saber si sonarían igual sobre el entarimado.

La fiesta se desató de la mano de “Viento y Fuego”, “Tus Mentiras” y “Por la Eternidad”, en los que el sonido fue muy parejo, a pesar de que Briglia necesitó pedir varias veces reducir el volumen de su micrófono, algo que fue constante en toda la presentación. En la mitad del concierto, previo a la ejecución de “En mis Sueños”, el cantante pidió a los presentes que saquen sus celulares y graben la performance, diciendo que las filmaciones serán parte del próximo videoclip de la banda.

Por el lado de las nuevas composiciones, fueron recibidas y vitoreadas como si fueran clásicos de los primeros álbumes del grupo. “La Mentira es la Verdad”, “Rumbo a Resurgir” y especialmente “Crisis” (la cual fue pedida a gritos) se ganaron la aprobación del público. Tan buena acogida han tenido los temas desde un principio, que la banda decidió cerrar la noche con otro de los adelantos, “Más Allá”, luego del clásico tándem de “Igual que a Vos”, “Redención” y “Sueños”.

El trabajo duro que los músicos pregonaron acerca de la creación del nuevo disco se vio plasmado en el escenario de The Roxy, donde se los vio muy felices de haber logrado un nuevo hito en su carrera. De esa misma felicidad se contagió la audiencia, que estuvo encendida desde el primer hasta el último acorde. Helker se reinventó, salió para adelante y, a pesar de los cambios e inconvenientes de diferente índole que debió afrontar, los resultados fueron muy buenos y respondieron al esfuerzo realizado.