Para 1993, Carcass daba un nuevo giro a su sonido editando uno de sus trabajos mas accesibles. Si en “Necroticism: Descanting the Insalubrious” levantaron un poco el pie del acelerador dejando de lado el Grindcore para coquetear con el Death metal, este registro los vería convertirse, para consternación de algunos de sus seguidores más antiguos, en unos de los grandes pioneros del Death metal melódico, influenciando a numerosas bandas como At the Gates o In Flames.

En lugar de exagerar las letras sobre enfermedades virulentas o cadáveres en descomposición, los de Liverpool se centraron en el mensaje real detrás de la vulgaridad sin sentido, creando algo más estremecedor y espeluznante. Un refinamiento en términos que los elevó por encima de todo lo que habían hecho antes.

La escultura que presenta la tapa del disco se titula “Soporte Vital 1993” y fue diseñada por H.R. Giger. De hecho, es una actualización de una escultura que creó a finales de los años sesenta. Giger fue un pintor, escultor y escenógrafo surrealista de fama mundial. Su innovación estilística más distintiva fue la representación de cuerpos humanos mezclados con máquinas. Sus piezas contienen un alto grado de fetichismo, a la vez que incorporan simbología sexual de forma subliminal.

Fue popularmente famoso por el diseño de la criatura de la película “Alien”, dirigida por el cineasta Ridley Scott, que le valió un Premio de la Academia en 1980 como “Mejor logro de efectos visuales”. También participó de largometrajes como Polteregeist II (1986), Species (1995), Prometheus (2012), y en el primer intento de llevar a la pantalla grande la novela “Dune”, de Frank Herbert, en 1970. El proyecto inconcluso del director chileno Alejandro Jodorowsky, que contaría con la dirección artística del dibujante Moebius y la participación de Orson Welles, Salvador Dalí, Chris Foss y Pink Floyd, entre otros.

Ginger murió en 2014, en Suiza, a los 74 años, pero sus imágenes biomecánicas perturbadoras y eróticas se usaron con frecuencia en portadas de discos, especialmente en el mundo progresivo y del metal más extremo, ya sea a través de piezas encargadas o acuerdos de licencia. Además de decorar la caratula de Carcass, el video de la canción que da nombre al álbum refleja una interpretación de la vida real de su escultura, incluyendo un ser humano soldado como parte de ella.