Crónica: Nicolas Cardinale / Fotos: Christian Sayes

Los máximos exponentes nacionales del folk metal presentaron “Rising From Within”, su nuevo trabajo discográfico.

En la actualidad no se conocen bandas argentinas que triunfen o tengan un cierto reconocimiento fuera del continente americano. Mucho menos que lo hagan en tierras no angloparlantes, como Alemania, Dinamarca y los países escandinavos. Sin embargo, Triddana logró adentrarse en el viejo continente y conquistar los corazones de sus fanáticos. Tras la que fue su tercera gira por aquellos lugares, el conjunto volvió a su madre patria para reencontrarse con su fanaticada y regalarle su nueva obra.

El pasado sábado 13 de octubre, Palermo Club le abrió las puertas al retorno de Juan José Fornés y compañía para que puedan dar rienda suelta a su última producción, “Rising From Within”, lanzada el 30 de junio. Ante una concurrencia que llegó hasta la mitad del recinto, realizaron un repaso por gran parte de la placa, así como también por temas de sus dos esfuerzos anteriores.

Utópica, oriunda de San Miguel, se encargó de abrir la noche a las 19:40 con una buena propuesta en la que presentaron material del que será su segundo disco. Tras ellos, cerca de las 20:30, Argán elevó la adrenalina del público. Durante una hora, desplegó todo su potencial y demostró que es de los actos más importantes de la escena under de Buenos Aires. Sin embargo, lo mejor estaba por llegar.

A las 22, el vocalista de la banda junto a Pablo Allen, Diego Rodríguez y Joaquín Franco, aparecieron en el escenario, ante una fuerte ovación de la gente, que coreaba su nombre y alentaba impaciente por el comienzo del show. Luego de unos problemas técnicos, la fiesta se inició con “Dare To Tame Me” y “When Horizons Blaze”, dos de los primeros cortes de difusión de su más reciente trabajo. A pesar de los esfuerzos de los músicos, los mínimos pero numerosos desperfectos sonoros, casi constantes durante toda la presentación, hicieron que en ocasiones no se escuche la guitarra de Fornés o que la batería de Franco opaque hasta la gaita de Allen. Pero, una vez arreglados, se pudo apreciar con claridad cada una de las piezas ejecutadas, especialmente los clásicos que cerraron la primera parte del concierto, como “Men Of Clay” y los maravillosos “Faking A War” y “When The Enemy’s Close”.

“Rising From Within” es el disco más pesado de los tres que Triddana sacó a la fecha (cuatro si se cuenta el acústico “Twelve Acoustic Pieces” de 2017). Sin llegar a dejar de lado los elementos folk que son marca de la casa, es palpable una disminución en su uso para darle paso a composiciones más heavys, camino que ya habían comenzado a tomar en “The Power & The Will” de 2015, tras la salida de Diego Valdez. Junto con las dos que abrieron la velada, otras canciones que se encargaron de introducir el álbum a la audiencia y a esta evolución de su sonido fueron “Raging Fire”, “Our Time’s Coming”, “The Light You Left Behind” y “Stray From The Path”.

El regreso de Triddana de Europa fue aceptable, más allá de los mencionados inconvenientes de carácter técnico y la corta duración (poco más de una hora). La energía que desplegó sobre las tablas invitó a quienes estaban frente a ellas a hacer lo mismo y a ser parte de la celebración de un nuevo hito en la joven historia del conjunto y a la larga trayectoria de sus integrantes.