Durante gran parte de la década de los 90 y principios de la del 2000, se libró una serie de conflictos bélicos entre los países que conformaban la extinta Yugoslavia. Gran parte de ellos azotaron a Bosnia y Herzegovina, principalmente entre 1992 y 1995. A pesar de esta delicada situación, el 14 de diciembre de 1994, Bruce Dickinson brindó con su banda solista un concierto en la capital del país, Sarajevo, que recibió un lanzamiento en DVD el año pasado bajo el nombre de "Scream For Me Sarajevo".

Debido a su presencia en la ciudad durante ese tiempo de asedio, el vocalista de Iron Maiden ha sido declarado como ciudadano honorario de Sarajevo el 6 de abril. El cantante estuvo presente para aceptar el galardón, diciendo que "es genial que su visita 25 años atrás aún significa tanto para la gente". Además, agrega: "Aunque este es un gran honor, creo que este premio pertenece también a todas las personas de Sarajevo que aún están aquí".

El frontman inglés fue reconocido con el voto unánime del Concejo de la Ciudad de Sarajevo. El ente gubernamental explicó en su decisión que Dickinson, como ciudadano extranjero, ha contribuido de manera significante al desarrollo y afirmación de la ciudad, así como también a las relaciones entre personas, basándose en la solidaridad, la democracia y los derechos humanos.

La ceremonia formó parte de una celebración tradicional, en la que se conmemora el aniversario de la liberación de la capital bosnia en la Segunda Guerra Mundial. Cada año, las autoridades otorgan este reconocimiento a aquellos individuos que consideran que contribuyeron al desarrollo de la ciudad y su promoción. En este caso, el alcalde de Sarajevo, Abdulah Skaka, fue el encargado de presentar el galardón en el ayuntamiento de la ciudad, diciendo que "la presencia de Dickinson en Sarajevo en 1994 fue uno de esos momentos en los que nosotros, en la ciudad, nos dimos cuenta de que íbamos a sobrevivir".