Crónica: Nicolas Cardinale / Fotos: Florencia Giuliana

Arpeghy festejó sus diez años de trayectoria en The Roxy Live con un show que contó con algunos condimentos extras.

Con dos discos de estudio y un EP en su currículum, además de haber sido telonera de artistas de la talla de Rata Blanca, Deep Purple, Aerosmith, Richie Kotzen e Yngwie Malmsteen, entre otros, Arpeghy se posiciona como uno de los nuevos emergentes de la escena nacional. Para festejar este aniversario, el conjunto se presentó en The Roxy el pasado sábado 28 de octubre. Ante una escasa concurrencia de público, cosa que no impidió la buena actuación de los músicos on stage.

Pasadas las 19 se dio acceso al interior del bar de Palermo, pero recién 45 minutos después se abriría la noche con Birmanos, quienes se llevaron los aplausos de los asistentes tras cerrar su participación con “Highway Star” de Deep Purple. A las 20:30 se hizo presente 1987 AOR, cuyo repertorio sirvió de antesala para el evento estelar.

Con el reloj marcando las 21:30, el teclado de Jorge Justo comenzó a sonar mientras el telón se abría por última vez. Diego Solís, Sergio Maesano y Gonzalo Álvarez salieron a escena para comenzar “No Hay Final” y luego apareció Alejandro Fernández para ponerle su sobresaliente voz al tema. A su término y sin respiro siguió “En Tus Manos”, tras el que la banda hizo un pequeño parate para agradecer a la gente e introducir el tema “Sueños Oscuros”. Luego llegó el turno de uno de sus últimos éxitos, “Sabrás”, que fue aclamado por la audiencia. A su término, Solís y Fernández interpretaron en solitario un medley que incluyó “I Remember You” de Skid Row, “What It Takes” de Aerosmith, “Love Ain’t No Stranger” de Whitesnake, “Always” de Bon Jovi, “Te Recuerdo” de Carlos Alfredo Elías (junto al tecladista y a modo de broma) y “To Be With You” de Mr. Big.

El show prosiguió con “Distancias” y, previo al siguiente tema, el vocalista y el bajista intercambiaron posiciones, por lo que Álvarez se encargó de ponerle voz a “Como Un Animal”, mientras Fernández se ocupó de las cuatro cuerdas. Ya con ambos en sus puestos originales, se dispusieron a interpretar “No Sé Vivir”, “Mi Camino” y “Cuando Escuches El Trueno”, que fue dedicado por Justo a su hijo que estaba entre el público por primera vez. La velada culminó con “Dame Una Señal” y “Razón Para Pelear”, al que se le incluyeron algunos versos de “Livin’ On A Prayer” de Bon Jovi.