Crónica: Rodrigo Garbini / Fotos: Nicolás Giménez

Los italianos y los finlandeses unieron fuerzas en la tercera edición del Pagan Metal Fest para regalarnos algunos de los mayores himnos del folk metal.

Si de material en estudio hablamos, el presente de Elvenking y Ensiferum marca las dos caras de la moneda: mientras que los primeros están en la cumbre de su nivel compositivo desde su vuelta a las raíces paganas, los finlandeses encontraron un claro bache en el camino tras componer el mítico “From Afar” (2009), despachando tres álbumes de una brillantez cada vez más opaca. De todas formas, siempre existe el interrogante sobre cómo funcionan las bandas en vivo, y es allí donde suele terminar de apreciarse cuán efectivas pueden llegar a ser algunas de las canciones de sus momentos menos destacados. Por eso la respuesta es sí cuando nos preguntamos si vale la pena asistir a una nueva edición (la tercera) de la Pagan Metal Fest, en donde el Teatro Vorterix volvió a convertirse en una sala de rituales ancestrales.

Los locales Vynkord y Cernunnos, encendieron el fuego para lo que sería la primera presentación de Elvenking en suelo argentino y también la primera de su gira presentando su nueva placa “Secrets of the Magick Grimoire” (2017), por lo que la lista de temas a presentar sería una completa incógnita. A las 20:20 hs. la intro “The Manifesto” abría el telón para que los italianos principiaran con un dueto protagonizado por una versión reducida de “King of the Elves” y el bombazo “Elvenlegions”, ambos extraídos de su placa anterior inmediata. Si bien el violín de Lethien sufrió de algunos desperfectos en el comienzo, pronto los errores fueron corregidos para que el ritual siguiera su curso, aunque sí se notó la falta de ensayo al interpretar las canciones de su nueva producción como en “Draugen’s Maelstrom” (¡hay que aprenderse la letra, muchachos!). A la hora de los clásicos, el sexteto optó por “The Wanderer”, “The Winter Wake”, “Neverending Nights”, la emotiva “The Divided Heart”, y cerrando con la aplanadora “The Loser” dejando palmas al rojo vivo. Esperemos que las visitas de Elvenking a nuestro país se conviertan en algo recurrente en el futuro.

Los rituales habían terminado y llegaba el tiempo de desenvainar las espadas para una auténtica masacre, ya que minutos más tarde Ensiferum tomó por asalto el escenario en lo que sería su segunda presentación en nuestro país y con formación completa a diferencia del show dado en 2013. “For Those About to Fight for Metal”, “King of Storms” y “Way of the Warrior” fueron los cortes selectos a presentar de su último trabajo “Two Paths” (2017) dejando en claro que en vivo ganan la fuerza de una avalancha. Fue Petri Lindroos quién más problemas tuvo con su instrumento al que claramente le faltó volumen en gran parte del set, de todas formas este desperfecto no opacó la fiesta, sobre todo al momento de repasar sus primeros pergaminos con jugadas como “Treacherous Gods” (eterna favorita), o “Token of Time”, aunque el punto más alto del set vino de la mano de aquella epopeya de 13 minutos titulada “The Longest Journey”, un auténtico viaje a las tierras narradas en el Kalevala. Con un público en ebullición que no paraba de corear, saltar y cantar, en una noche memorable, Ensiferum culminó la velada de la mano de “Lai Lai Hei”.